Servicio de Delegado de Protección de Datos

Delegado Protección Datos  Ponga un Delegado de Protección de Datos en su empresa

El Delegado de Protección de Datos es una de 6 Novedades que traerá el Reglamento Europeo de Protección de Datos a la empresa.

En concreto el Artículo 35, Designación del delegado de protección de datos, señala que será de obligado nombramiento en los siguientes casos:

a) el tratamiento sea llevado a cabo por una autoridad u organismo públicos; o
b) el tratamiento sea llevado a cabo por una empresa que emplee a doscientas cincuenta personas o más; o
c) las actividades principales del responsable o del encargado del tratamiento consistan en operaciones de tratamiento que, en razón de su naturaleza, alcance y/o fines, requieran un seguimiento periódico y sistemático de los interesados.

Aunque el documento definitivo está aún pendiente de aprobación, probablemente no será muy diferente del texto propuesto.

Esta figura se conoce en el ámbito anglosajón como “Data Protection Officer” (DPO).

Entre sus características destaca el hecho de que deberá ser contratado por un plazo mínimo de 2 años.

En los casos de grupos de empresas se permite contar con un solo Delegado en Protección de Datos, que actuaría de forma común para todas las compañías.

Otra característica significativa es que su identidad y datos de contacto deben ser hechos públicos, y que esa información será uno de los derechos que asisten a las personas físicas cuando se recogen sus datos personales.

En Expansiónate hemos creado un servicio especializado en la materia destinado a aquellas empresas que pudieran considerar un gasto excesivo disponer de un Delegado de Protección de Datos de forma interna.

A través de este enlace encontrará toda la información necesaria para valorar nuestro servicio y ponerse en contacto con nuestro departamento de contratación:

¿Por qué contratar un Delegado de Protección de Datos a través de Expansiónate?

Recuerde que esperar al término de los plazos legales que se establezcan conllevará una adaptación compleja a causa de la gran cantidad de tareas que esta nueva figura debe asumir, comprobar y documentar, y a las particularidades operacionales y organizativas de cada compañía.

Tampoco es baladí tener en mente que la nueva normativa tiene previsto un régimen sancionador por incumplimiento que podría llegar hasta un 2% de la facturación anual.

Una incorporación a tiempo al organigrama de la compañía garantiza una adopción sin traumas y beneficiosa para toda la organización.

Ley 13/2012 de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social

Seguridad Social

La Ley 13/2012, de 26 de diciembre, introduce diversas modificaciones orientadas a reforzar la lucha contra el empleo irregular y el fraude en la Seguridad Social, con los siguiente objetivos:

  1. Impulsar el afloramiento del empleo irregular, con un efecto regularizador de las condiciones de trabajo y de generación de recursos económicos al Sistema de la Seguridad Social por el pago de cotizaciones sociales.
  2. Corregir la obtención y el disfrute en fraude de ley de las prestaciones por desempleo, particularmente en aquellos supuestos en que se constituyen empresas ficticias para poder acceder a aquéllas o donde se compatibiliza de manera irregular su percepción con el trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia.
  3. Aflorar posibles situaciones fraudulentas, principalmente en casos de falta de alta en la Seguridad Social de trabajadores que efectivamente prestan servicios en las empresas, en el acceso y la percepción de otras prestaciones del sistema de la Seguridad Social.
  4. Combatir los supuestos de aplicación indebida de bonificaciones o reducciones de cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

Descarga Ley 13/2012, de 26 de diciembre, de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social

Nuevo Reglamento sobre obligaciones de facturación

Se ha publicado en el BOE el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación (Descargar en PDF).

Ya que en numerosas ocasiones los datos de una factura han de conseguirse extrayendo información de varias hojas excel, o viceversa, debemos extraer de varias facturas determinados datos para unirlos en un solo documento excel, conviene conocer esta herramienta para pasar de PDF a Excel.

Las principales novedades que se introducen en el Reglamento que se aprueba son las siguientes:

  • Para una mayor seguridad jurídica de los empresarios o profesionales, se aclaran los casos en los que se deben aplicar las normas de facturación establecidas en dicho Reglamento.
  • Como novedad relativa a la obligación de expedir factura, se establece que no se exigirá tal obligación en el caso de determinadas prestaciones de servicios financieros y de seguros, salvo cuando dichas operaciones se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, o en otro Estado miembro de la Unión Europea, y estén sujetas y no exentas.
  • Con la finalidad de establecer un sistema armonizado de facturación, en el sentido marcado por la Directiva 2010/45/UE antes mencionada, y de promover y facilitar el funcionamiento de los pequeños y medianos empresarios, así como de los profesionales, se establece un sistema de facturación basado en dos tipos de facturas: la factura completa u ordinaria y la factura simplificada, que viene a sustituir a los denominados tiques.
  • Las facturas simplificadas tienen un contenido más reducido que las facturas completas u ordinarias y, salvo algunas excepciones, podrán expedirse, a elección del obligado a su expedición, cuando su importe no exceda de 400 euros, Impuesto sobre el Valor Añadido incluido, cuando se trate de facturas rectificativas o cuando su importe no exceda de 3.000 euros, Impuesto sobre el Valor Añadido incluido y se trate, en este último caso, de alguno de los supuestos respecto de los que tradicionalmente se ha autorizado la expedición de tiques en sustitución de facturas.

Asimismo, la nueva regulación en materia de facturación supone un decidido impulso a la facturación electrónica, cumpliendo la finalidad marcada por la Directiva comunitaria, bajo el principio de un mismo trato para la factura en papel y la factura electrónica, como instrumento para reducir costes y hacer más competitivas a las empresas.

Se establece una nueva definición de factura electrónica, como aquella factura que, cumpliendo los requisitos establecidos en el propio Reglamento, haya sido expedida y recibida en formato electrónico.

Por otra parte y, como recuerda la Directiva 2010/45/UE mencionada, se establece que las facturas en papel o electrónicas deben reflejar la realidad de las operaciones que documentan y corresponderá a los sujetos pasivos garantizar esta certidumbre durante toda su vigencia, sin que esta exigencia pueda suponer la imposición de nuevas cargas administrativas a los empresarios o profesionales.

De esta forma, el sujeto pasivo podrá garantizar la autenticidad, integridad y legibilidad de las facturas que expida o conserve mediante los controles de gestión usuales de su actividad empresarial o profesional.

Esta igualdad de trato entre la factura en papel y la electrónica amplía, por tanto, las posibilidades para que el sujeto pasivo pueda expedir facturas por vía electrónica sin necesidad de que la misma quede sujeta al empleo de una tecnología determinada.

No obstante, para garantizar la seguridad jurídica de los sujetos pasivos que ya venían utilizando el intercambio electrónico de datos (EDI) y la firma electrónica avanzada, este Reglamento reconoce expresamente que dichas tecnologías, que dejan de ser obligatorias, garantizan la autenticidad del origen y la integridad del contenido de las facturas electrónicas. Asimismo y con el señalado fin, los sujetos pasivos podrán seguir comunicando a la Agencia Estatal de Administración Tributaria, con carácter previo a su utilización, los medios que consideren que garantizan las condiciones citadas, al objeto de que sean, en su caso, validados por la misma.

Finalmente, en línea con la armonización que marca la Directiva 2010/45/UE, se establece un plazo para la expedición de las facturas correspondientes a determinadas entregas de bienes o prestaciones de servicios intracomunitarias. Asimismo, con la finalidad de facilitar la gestión administrativa de los sujetos pasivos, se ha estimado conveniente aplicar ese mismo plazo a todas las operaciones efectuadas para otros empresarios o profesionales, tanto interiores como transfronterizas. Este plazo afecta, igualmente, a las facturas recapitulativas.

Ley de Modificación de la Normativa Tributaria y Presupuestaria

En el Boletín Oficial del Estado de hoy se ha publicado la nueva Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude.

Entre las novedades de la ley destacan:

  • Limitación a 2.500 euros en el pago en efectivo en operaciones en donde participen empresarios o profesionales. Aunque la ley entra en vigor de forma inmediata, este apartado en concreto será efectivo a partir del 19 de noviembre.
  • Exclusión del régimen de módulos a aquellos empresarios que facturen menos del 50% de sus operaciones a particulares y a los que obtengan más de 225.000 € de otros empresarios o profesionales.
  • Se facilitan los embargos preventivos y demás medidas cautelares para garantizar el cobro de deudas tributarias.
  • Obligación de informar sobre las cuentas, valores e inmuebles que se tengan en el extranjero.
  • Se endurecen las sanciones por resistencia y obstrucción a la inspección, que oscilarán entre 1.000 y 600.000 euros.

Acceso a BOE 30/12/2012