Navegar por internet de forma privada

Tanto Google Chrome como Mozilla Firefox disponen de la opción de navegar por internet de forma privada, es decir, sin guardar páginas visitadas, cookies, contraseñas, archivos temporales, descargas, etc.

En Firefox pulsa en la esquina superior izquierda en el menú desplegable, y selecciona la opción «Iniciar navegación privada».


En Chrome selecciona la llave inglesa de la esquina superior derecha, y en la lista desplegable que sale, pulsa en «Nueva ventana de incógnito».

Naveguar de forma privada no es sinónimo de no tener problemas de seguridad en Internet ya que puedes seguir siendo víctima de algún virus de tipo capturador de pulsaciones (keylogger) o acceder a páginas con contenido malicioso. Tampoco quiere decir que la navegación sea anónima y nadie pueda saber qué has visitado, se trata sólo de que localmente no se almacenarán datos en el navegador, es decir, en tu propio equipo. Pero en el otro extremo, en el del proveedor de servicios que nos muestra los sitios web que queremos, se tratarán las peticiones de tu equipo como siempre, por lo que podrá ver la dirección de tu ordenador, el tipo de navegador que utilizas y todas las características convencionales que suelen guardar los servidores web.

Ventajas de la navegación privada:

  • Si compartes ordenador con otras personas y no quieres que vean qué páginas has visitado. Por ejemplo, si preparas un viaje sorpresa para alguien y no deseas que vea que has estado mirando agencias de viajes.
  • Si entras en cuentas que exigen algún registro como correo, redes sociales, páginas de bancos… Para que no se almacenen contraseñas ni datos de registro.
  • Si te conectas desde un ordenador público, para que tampoco almacene información tuya y desconocidos que, posteriormente, utilicen ese mismo equipo puedan ver a qué páginas accediste.