PYMES en España. Informe 2016

Según el “Retrato de la Pyme 2016” del Ministerio de Industria, a 1 de enero del año 2015 hay en España 3.182.321 empresas, de las cuales 3.178.408 (99,88%) son PYME (entre 0 y 249 asalariados). Es decir, que el 99,9% del tejido empresarial está constituido por PYMES.

Retrato_PYME_DIRCE_1_enero_2015

Atendiendo a la distribución sectorial, se observa cómo varía el tamaño empresarial en
función de los sectores económicos a los que pertenecen las empresas. Así, el 85,4% de
las empresas industriales son microempresas, y de ellas el 45,9% tienen entre 1 y 9
empleados. Sin embargo, los sectores construcción y resto de servicios aglutinan el mayor
número de empresas (con un 63,6% y un 56,6% respectivamente) en el tramo de
microempresas sin asalariados. En el sector comercio, el 51% son microempresas sin
asalariados y cerca del 46% tienen entre 1 y 9 empleados.

Descarga gratis PDF Retrato de la Pyme 2016
Descarga informe completo (PDF)

¿Qué es una PYME?

Cuando se habla de Pymes, una de las dudas que puede surgir es la de identificar meridianamente qué género de compañías se pueden estimar como semejantes. La verdad es que no hay un criterio único para identificarlas y conforme el campo de la administración en el que te muevas, vas a deber tomar en consideración una clasificación o bien otra. Por servirnos de un ejemplo, no va a ser lo mismo una pyme para el municipio o bien la comunidad autónoma a los que pidas una ayuda pública, que para Hacienda en el momento de liquidar el impuesto sobre sociedades. Veamos los tres criterios fundamentales a la hora de establecer una clasificación como pyme.

Definición pyme UE

La Comisión Europea, por medio de su Recomendación 2003/361/CE, define los conceptos de microempresa, pequeña empresa y mediana empresa, tratando esencialmente de fijar el marco conveniente para regular las subvenciones y ayudas de tipo público a las pequeñas y medianas empresas en la UE. De este modo distingue:

  • Mediana empresa: aquella que tiene menos de doscientos cincuenta trabajadores y una cantidad de negocio anual (facturación) no superior a cincuenta millones de euros o bien un cómputo general anual (activo) no superior a cuarenta y tres millones de euros.
  • Pequeña empresa: aquella que tiene menos de cincuenta empleados y una cantidad de negocio anual o bien un cómputo general anual no superior a diez millones de euros.
  • Microempresa: aquella que tiene menos de diez empleados y una cantidad de negocio anual o bien un cómputo general anual no superior a los dos millones de euros.

Para cada categoría se tiene que cumplir el criterio del número de trabajadores y uno de los otros 2, facturación o bien activo, de forma indiferente. Esta Recomendación persigue eludir que empresas que no sean verdaderamente pequeñas y medianas empresas, y que tengan un poder económico mayor, puedan beneficiarse de los mecanismos de apoyo público destinados particularmente a ellas. Esta clasificación solo resulta vinculante para ciertas materias, como las ayudas estatales y la aplicación de los fondos estructurales o bien de los programas comunitarios. Sin embargo, la Comisión Europea aconseja a los países miembros que la empleen, con lo que probablemente tendrás que ajustarte a ella si vas a pedir una ayuda pública para pequeñas y medianas empresas.

Definición pyme contable

Si se asiste ahora al campo de la normativa contable actual en España, hay un Plan General de Contabilidad de Pequeñas y medianas empresas, que facilita los criterios contenidos en el Plan General, y que puede ser aplicado de modo voluntario por las compañías que, a lo largo de 2 ejercicios sucesivos, reúnan a la data de cierre de cada uno de ellos de ellos, por lo menos 2 de las circunstancias siguientes:

  • Que su activo no supere dos.850.000 euros.
  • Que su importe neto de la cantidad de negocios (facturación) no supere 5.700.000 euros.
  • Que su número medio de trabajadores no supere los cincuenta.

Por consiguiente, el criterio contable para acotar el término de pyme, del mismo modo que el de la UE, atiende a las peculiaridades de activo, facturación y número medio de trabajadores, si bien -como puedes observar- con límites diferentes. Asimismo es esencial apuntar que, en un caso así, es suficiente con cumplir 2 de las 3 circunstancias, sin que sea obligatorio que una de ellas sea la del número de trabajadores.

Definición pyme fiscal

En cambio, para la Administración Tributaria el criterio que deja clasificar a las pequeñas y medianas empresas, que llama “entidades de reducida dimensión”, es solamente el de su facturación anual. De esta manera, la Ley 27/2014, de veintisiete de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, considera empresas de reducida dimensión a aquellas sociedades cuyo importe neto de la cantidad de negocios, en el periodo inmediato precedente, resulta inferior a diez millones de euros. Para ellas contempla un régimen fiscal singular con la aplicación de diferentes incentivos que dismuyen su carga impositiva.

Por consiguiente, el inconveniente acá es que no hay un régimen jurídico general ni un tratamiento unitario para el colectivo de Pymes, con lo que vas a deber ajustarte a cada criterio conforme sean las circunstancias.

El efecto de internet sobre el transporte en el Reino Unido

Es indudable la influencia que internet tiene en todos los sectores profesionales y cómo está trastocando cualquier tipo de industria. En plena polémica sobre economía colaborativa y su impacto en sectores tradicionalmente blindados como el transporte, nos llega esta infografía sobre el impacto de internet en el transporte en el Reino Unido.

The effect the internet has had on transport in the uk